El Románico en Álava - Arabako Erromanikoa Interpetrazio Zentroa - Centro de Interpretacion de Estibaliz

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

EL ROMÁNICO EN ÁLAVA

En general, el románico desarrollado en Álava, presente en pequeñas iglesias y ermitas, puede considerarse eminentemente rural.

 
 Predominan las plantas de una sola nave, estrecha y alargada del tipo “salón”, siendo los conjuntos de Estíbaliz y Armentia los que destacan tanto por sus plantas, de cruz latina, como por un mayor desarrollo arquitectónico.

 Las cabeceras más comunes son las de trazado recto, siendo ésta una característica peculiar, comparándolas con las del románico de los territorios circundantes.

 Las cabeceras semicirculares también se han conservado en numerosos edificios, siendo contadas las iglesias cuya cabecera es poligonal. Estos ábsides se orientan hacia el este, nacimiento del sol, que simboliza a Cristo Salvador.

 
 Las bóvedas son de medio cañón, que en un momento avanzado se convierten en bóvedas de cañón apuntado, todas ellas con arcos fajones que se apoyan en pilastras rectangulares.

 La temprana cristianización de Álava está presente en varios ejemplos que han perdurado, bien como conjuntos (cuevas artificiales), bien como elementos aislados de restos de antiguas construcciones.
 

               

 
  Tras estos precedentes, el románico se introduce en territorio alavés a partir del siglo XII. Fue tal su aceptación que es raro el lugar que no conserve algún templo o que no tenga algún elemento románico superviviente en medio de las ampliaciones posteriores, sobre todo de estilo gótico.

Si quieres saber más, visita el centro de Interpretación El Románico en Álava.
    
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal